¿Eres diabético y te encanta el deporte?

Pues estas de enhorabuena. Tu condición no te impide para nada la práctica deportiva. Es mas, probablemente se convierta en tu mejor aliada para mantener tus niveles de glucosa en los niveles óptimos para tu salud. Sin embargo, es necesario que conozcas determinada información que te facilitara mucho tu práctica deportiva. Al fin y al cabo, nadie mejor tu será capaz de controlar tu cuerpo a medida que se va conociendo como el mismo responde a la ingesta y consumo de glucosa. Piensa que este proceso de autoconocimiento se ira mejorando  y perfeccionando con el tiempo. Por el momento, y para que puedas empezar a conocer como funciona, te dejamos unas recomendaciones básicas que sin duda te serán de gran ayuda.

Consejos para practicar deporte.

  • Verifica siempre la glucemia antes de empezar a hacer deporte: Con valores inferiores a 100 mg/dl, deberás tomar un suplemento antes del ejercicio (fruta, galletas, bebidas energéticas…). Si estás entre 100 y 250 mg/dl, lanzante a hacer ejercicio. Pero si tus niveles de azúcar en sangre son superiores a 250 mg/dl, deberás comprobar si tienes acetona en la orina (cetonuria). Si la prueba es negativa, podrás realizar el deporte previsto. Si es positiva, está totalmente desaconsejado que lo practiques. Ademas de esto, debes controla tu glucemia también durante y después del ejercicio para ir conociéndote cada vez más y mejor.
  • No debes realizarte la inyección de la insulina en una zona muscular expuesta a la actividad que vas a realizar:  por ejemplo, si vas a realizar carrera continua o trabajo de fuerzas de piernas debes inyectarte la insulina en el abdomen o en los brazos.
  • Evita la práctica del deporte en el momento del pico de mayor acción de la insulina: su función es mantener los niveles de azúcar en sangre controlados. En principio, la practica de deporte reduciría mas esos niveles pudiendo producir una bajada de azúcar.
  • Si la actividad va a durar más de media hora, tomate un suplemento de hidratos de carbono de 10-20 g (cada 30 o 45 minutos). con actividad de intensidad moderada, como bailar, que suponen un gasto grande , tendrás que compensarlos con 15-20 g de hidratos de carbono cada media hora. Si el ejercicio es muy intenso, toma entre 20-25 g de hidratos de carbono cada treinta minutos.
  • No olvides hidratarte: es importante que bebas abundante agua.
  • Aumenta la ingesta de alimentos hasta 24 horas después de realizar el ejercicio, para evitar una hipoglucemia tardía (sobre todo si la actividad ha sido intensa y duradera). No te creas que ya ha pasado la posible bajada de azúcar. Un esfuerzo intenso y duradero provoca que el cuerpo siga consumiendo azúcar y posibilita bajadas tardías.
  • La intensidad y la duración del esfuerzo debes aumentarlas de forma gradual. Esto resulta importante ya que ayuda y posibilita un mayor control sobre la reacción de tu cuerpo ante el ejercicio.
Y sobre todo…. sigue disfrutando de lo maravilloso del deporte y lo que aporta a tu vida. Eso si, el trabajo conjunto con el equipo médico encargado de controlar tu diabetes será crucial para llevar un control todavía mayor. ¡Nos vemos en el centro familia!

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
¡Hola! 👋 ¿Quieres que hablemos?