El desayuno y el cuerpo.

Te levantas y tu cuerpo y cerebro empieza a pensar en las necesidades de combustible para afrontar el nuevo día. Empieza a ver la disponibilidad de glucosa que hay en la sangre y se encuentra con que solo tiene reservas para los próximos 15 o 20 minutos. ¡ que horror, necesitamos más glucosa para funcionar! […]